La vida no tiene un librito de instrucciones, ni de recetas, pero creo que hay 4 cosas que son esenciales para vivirla plenamente: AGRADECER por lo que tienes y por lo que aún no, APRENDER por que en cada situación hay al menos una lección, y el conocimiento te abre caminos, EJECUTA por que como te habré dicho anteriormente, el conocimiento sin acción no te conduce a ningún lugar y CONFÍA por que el tiempo de Dios es perfecto, y sólo Él sabe Qué, Cómo y Cuándo.

  • AGRADECE – a veces solo es necesario cerrar los ojos un segundo y volverlos a abrir, para cambiar de perspectiva y en vez de añorar lo que te hace falta, agradecer por todo lo que tienes, en especial por esas cosas que a menudo no le damos el valor que le corresponden, como la posibilidad de ver los atardeceres mas hermosos, hasta escuchar la risa de tus seres queridos. Como bien diría mi abuela, «Count your blessings» (Cuenta tus bendiciones).

Una vez aprendemos a agradecer lo que tenemos, nos damos cuenta que somos más afortunados de lo que creemos, e incluso (en muchas ocasiones) ¡mucho más afortunados de lo que merecemos!, mirar el vaso medio vacío, nunca será tan bueno como verlo medio lleno :p

 

 

 

  • APRENDE – Nunca es suficiente; si no evolucionas te quedas obsoleto. No tienes que agarrar una carrera universitaria tras otra. Hay miles de formas de obtener un buen aprendizaje: un buen libro, un buen artículo, un vídeo o hasta escuchando lo que te rodea!.
    En lo personal me encanta nutrirme de distintas formas para no aburrirme del mismo método, me encanta leer un buen libro, pero no te voy a mentir diciéndote que me leo uno cada semana, porque no es así, pero no me quedo estática sin agregar nuevas cosas a mi cabeza por que el mundo está cambiando tan rápidamente que si no cambio al ritmo del cambio, pierdo competitividad y oportunidades, y me rehúso a quedarme estancada, y como dijo Charles Darwin » no sobrevive ni el más fuerte, ni el más rápido, ni el más inteligente, sino quien mejor se adapte al cambio».
  • EJECUTA – El aprendizaje sin acción, es equivalente a leer un libro sin concentración solo para salir de apuros. De nada vale llenarnos la cabeza de teorías o ideas, si no las aplicamos a nuestro día a día. La única forma de aprender, es poniendo en práctica esos conocimientos.
    No nos hace mejor persona, ni mejor profesional, leer 300 libros de motivación si al momento de cerrarlos volvemos a repetir las cosas de la misma forma, olvidando aquellas lecciones que nos están regalando.
    Si queremos una mejoría, un cambio, no podemos repetir las mismas cosas que hacemos y pretender obtener un resultado diferente, eso cariño, es la definición de locura!.
  • CONFÍA – El hombre propone, pero Dios dispone. A veces nos centramos tanto en algo que queremos, que creemos que nos hará bien, o que nos conviene, y nos olvidamos de lo más importante; colocar nuestros anhelos, y nuestras preocupaciones en manos de Dios.
    No todo lo que queremos, es lo que nos conviene, y no siempre por trabajar muy duro, vamos a obtener las cosas de forma inmediata, todo tiene un proceso, una razón, y sólo Dios sabe en que momento nos concederá materializar ese sueño. CONFÍA, que todo sucede por una razón – OMNIA CAUSA FIUNT -.
Categorías: Crecimiento

admin

Tengo 27 años! Me apasiona vivir y amo a mi familia por sobre todas las cosas!, infinitamente agradecida con Dios por su misericordia y su amor. Estoy en el camino de emprender :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *