De seguro les ha pasado, como a mí, como a todo el mundo, que queremos hacer algo pero terminamos dejándolo para mañana, o para cuando encontremos «el momento perfecto», «el momento correcto».

Creo que es una de las barreras más grandes a las que nos enfrentamos en algún momento de la vida, y creo que sucede por dos razones principalmente: el miedo al fracaso, o de lo que suceda en el camino, y/o que realmente no lo deseamos tanto como decimos.

Si tu situación es la 1, déjame contarte algunas cositas sobre este miedo, iniciando con que no está mal que tengas miedo; el miedo de hecho no es algo totalmente negativo, pero definitivamente que lo que está mal es que dejes de intentar algo por ésa razón. Que el miedo no te detenga! si tienes miedo, hazlo con miedo, que importa, ¡pero hazlo!. Como he dicho en otras entradas del blog, sólo sabremos el resultado si lo intentamos, y nos arrepentimos mucho más de las cosas que no hacemos que de las que si! vivir con esa incógnita de ¿qué habría pasado si…? es horrible.

Deja de esperar el momento correcto, porque nunca va a llegar, siempre habrán nuevas deudas, nuevos problemas, nuevas situaciones. ¡Hazlo ahora! en este momento, y hazlo perfecto tú.

Habla menos y actúa más 🙂 las palabras no construyen nada, se necesita acción!!!

Si entonces lo que pasa es te encuentras en la situación 2, hay allí un trasfondo, que es en donde está verdaderamente el problema.

Muchas veces por querer agradar a nuestros amigos, encajar en algún grupo social , o complacer a nuestros papás o familiares, terminamos diciendo «si, yo quiero tener una empresa con 500 empleados y ser un gran comerciante» o cosas parecidas, cuando realmente nuestras aspiraciones profesionales o personales son otras, y terminamos postergando todo para cuando encontremos «el momento correcto», o dejándolo para que inicie «algún día», y terminamos hablando más de lo que hacemos..

Entonces te recomiendo que empieces a tener congruencia entre lo que dices, lo que haces y lo que quieres, o que dejes de crear una imagen que te traerá sólo frustraciones con el tiempo, por que las presiones que te colocas tu mismo (a) sobre los hombros serán muy grandes.

Sé lo que quieras ser, aspira a lo que a ti te llena, a lo que a ti te hace feliz! no te preocupes por los demás, que quienes realmente te quieren, con verte feliz, se sentirán muy orgullosos.

Todos están viviendo sus vidas como ellos eligieron, no permitas que te quiten ese derecho, por que lo más importante es que SEAS FELIZ.

Categorías: Motivación

admin

Tengo 27 años! Me apasiona vivir y amo a mi familia por sobre todas las cosas!, infinitamente agradecida con Dios por su misericordia y su amor. Estoy en el camino de emprender :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *